Carta de un niño a su padre

febrero 9, 2009

Carta de un niño:

“No sé cómo decírtelo. Seguramente crees que lo haces por mi bien, pero no puedo evitar sentirme raro, molesto, mal. Me regalaste el balón cuando apenas empezaba a andar. Aún no iba a la escuela cuando me apuntaste al equipo. Me gusta entrenar durante la semana, bromear con los compañeros y jugar el domingo, como lo hacen los equipos grandes. Pero cuando vas a los partidos… no sé. Ya no es como antes. Ahora no me das una palmada cuando termina el partido, ni me invitas a un bocata. Vas a la grada pensando que todos son enemigos. Insultas a los árbitros, a los entrenadores, a los jugadores, a otros padres… ¿Por qué has cambiado?

Creo que sufres y no lo entiendo. Me repites que soy el mejor, que los demás no valen nada a mi lado, que quien diga lo contrario se equivoca, que sólo vale ganar. Ese entrenador del que dices que es un inepto, es mi amigo, el que me enseñó a divertirme jugando. El chaval que el otro día salió en mi puesto… ¿Te acuerdas? Sí, hombre, aquel que estuviste toda la tarde criticando porque “no sirve ni para llevarme la bolsa”, como tú dices. Ese chico va a mi clase. Cuando le vi el lunes, me dio vergüenza.

No quiero decepcionarte. A veces pienso que no tengo suficiente calidad, que no llegaré a ser profesional y a ganar cientos de millones, como tú quieres. Me agobias. Hasta he llegado a pensar en dejarlo, pero, ¡me gusta tanto!…

Papá, por favor, no me obligues a decirte que no quiero que vengas a verme jugar”

About these ads

5 comentarios to “Carta de un niño a su padre”

  1. Luisma said

    Esto pasa mucho. Es una pena…

  2. Alberto said

    Esta carta ya la leí hace bastante en algún otro sitio y la verdad es que por fortuna cada vez se ve menos en una cancha de baloncesto, lo que no quiere decir que no se vea, claro (o por lo menos hace tiempo que no me encuentro con un caso de este estilo).

  3. Raúl said

    Lástima que estos padres no sepan disfrutar de ver a su hijo jugar, reir, disfrutar, compartir… en un equipo de baloncesto.

    ¿Cómo parar una lacra así?

  4. Javier said

    Pues yo cada día lo veo más, aunque tengo la suerte que no en mi equipo.

  5. Jose said

    Muy bueno, lo adaptaré, creo, para la parte que a mí me interesa, a ver si nos damos cuenta de lo egoístas e inhumanos que somos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: